¿Qué es el foco?

¿Quieres escucharlo de la voz de Mariana? Haz clic AQUÍ

Hace muchos años, estaba tomando clases de inglés y recuerdo a la profesora decir una frase simple, pero qué desató una tormenta en mí. 

La frase decía así:

“Es muy importante encontrar el foco para nunca perder de vista a dónde aspiramos llegar” 

Pronto reconocí que la palabra foco no era parte de mi vocabulario. Había navegado durante años en un mar de incertidumbre sin foco alguno. Nunca había definido mi foco. Y la pregunta más importante finalmente salió a la luz ¿Hacía dónde iba? ¿Dónde realmente quería llegar? 

Pude ver los años de búsqueda desesperada por encontrar un faro interno que me iluminara y me ofreciera claridad. Había navegado en la oscuridad absoluta. Visibilidad nula. 

¿Cómo se hacía para encender o encontrar el famoso foco?

Me obsesione por descubrir las respuestas a ésta pregunta qué no me dejaba dormir.

Empecé la búsqueda adentrándome en el significado etimológico de la palabra foco

Foco; del latín focus ‘hogar’. Del mismo origen quefuego . Punto de irradiación de luz y calor. Punto de convergencia. Centro de atención, punto de concentración y dirección.

Algo de claridad comenzó a materializarse no sin presentar nuevas interrogantes ¿Pero cómo? ¿Qué tiene que ver el hogar con el fuego, la claridad con el punto de convergencia  y el centro de atención con la dirección? ¿En dónde se unen? ¿Dónde convergen todas estas palabras, y conceptos tan diversos?

“La luna refleja la luz del sol” leí en otro artículo. 

Una nueva pregunta. ¿Será qué todos los humanos tenemos luz propia o algunos tan sólo reflejamos la luz de otros más brillantes?

Los recuerdos comenzaron a aparecer.

Recordé a aquella niña que amaba pescar mirando atentamente la boya por horas hipnotizada y ensimismada en mis pensamientos. Mindfulness. Me pregunté sí aquello era foco y no lo sabía. 

También recordé Aquellos encuentros en la playa dónde alrededor de un fogón cantábamos al ritmo de una guitarra desafinada y queríamos cambiar él mundo. Había luz, calor y comunión. Sabemos lo qué queríamos

¿Entonces el foco es acaso la familia, el hogar, el círculo de pertenencia?

¿Son los padres, los mentores, los amigos los faros iluminando el camino? ¿O acaso somos nosotros mismos descubriendo nuestra luz propia, cargándonos de energía para poder guiar y energizar a otros?

Ver el foco y ser foco. ¿Cómo ver el foco si no sabemos que es un foco? ¿Cómo se ve el/un foco? ¿Cómo dar calor si nuestros corazones están congelados? 

He aquí la importancia de auto conocernos para descubrir nuestro propio foco y a su vez rodearnos de personas que nos iluminen cuando nuestra luz sé debilita. Nos ayudan a recargar y calentar nuestro corazón con su luz y nos guíen a reencontrarnos con nuestra luz propia. 

Llega la noche y miro él cielo. Entre las nubes asoman astros iluminando el firmamento. Los observo con atención recordando que siempre están allí.

Y me pregunto… ¿Por qué será que nos olvidamos de mirar al cielo más seguido, donde podremos encontrar tantas de las respuestas qué buscamos?

¿Queres ser parte de mi comunidad?

Forma parte de este gran proyecto Play Emprendedor

Más de mi

Seguir manuales

¿Quieres escucharlo de la voz de Mariana? Haz clic aquí Esta semana los invitó a reflexionar sobre la siguiente pregunta:  ¿Por..

Las cartas que nos tocaron

¿Quieres escucharlo de la voz de Mariana? Haz clic AQUÍ Hoy en capsulitas de sabiduría hablamos sobre Las Cartas que nos..

Él asombro y creatividad

¿Quieres escucharlo de la voz de Mariana? Haz clic AQUÍ Él asombro es aquella sensación qué experimentamos al descubrir por primera..

¿Hablamos?